domingo, diciembre 23, 2007

Road To Peace (Tom Waits)

TOM WAITS - "Road To Peace"
Orphans: Brawlers, Bawlers and Bastards


Young Abdel Mahdi (Shahmay) was only 18 years old,
He was the youngest of nine children, never spent a night away from home.
And his mother held his photograph, opening the New York Times
To see the killing has intensified along the road to peace
There was a tall, thin boy with a whispy moustache disguised as an orthodox Jew
On a crowded bus in Jerusalem, some had survived World War Two
And the thunderous explosion blew out windows 200 yards away
With more retribution and seventeen dead along the road to peace
Now at King George Ave and Jaffa Road passengers boarded bus 14a
In the aisle next to the driver Abdel Mahdi (Shahmay)
And the last thing that he said on earth is "God is great and God is good"
And he blew them all to kingdom come upon the road to peace
Now in response to this another kiss of death was visited upon
Yasser Taha, Israel says is an Hamas senior militant
And Israel sent four choppers in, flames engulfed, tears wide open
And it killed his wife and his three year old child leaving only blackened skeletons
It's found his toddlers bottle and a pair of small shoes and they waved them in front of the cameras
But Israel says they did not know that his wife and child were in the car
There are roadblocks everywhere and only suffering on TV
Neither side will ever give up their smallest right along the road to peace
Israel launched it's latest campaign against Hamas on Tuesday
Two days later Hamas shot back and killed five Israeli soldiers
So thousands dead and wounded on both sides most of them middle eastern civilians
They fill the children full of hate to fight an old man's war and die upon the road to peace
"And this is our land we will fight with all our force" say the Palastinians and the Jews
Each side will cut off the hand of anyone who tries to stop the resistance
If the right eye offends thee then you must pluck it out
And Mahmoud Abbas said Sharon had been lost out along the road to peace
Once Kissinger said "we have no friends, America only has interests
"Now our president wants to be seen as a hero and he's hungry for re-election
But Bush is reluctant to risk his future in the fear of his political failures
So he plays chess at his desk and poses for the press 10,000 miles from the road to peace
In the video that they found at the home of Abdel Mahdi (Shahmay)
He held a Kalashnikov rifle and he spoke with a voice like a boy
He was an excellent student, he studied so hard, it was as if he had a future
He told his mother that he had a test that day out along the road to peace
The fundamentalist killing on both sides is standing in the path of peace
But tell me why are we arming the Israeli army with guns and tanks and bullets?
And if God is great and God is good why can't he change the hearts of men?
Well maybe God himself is lost and needs help
Maybe God himself he needs all of our help
Maybe God himself is lost and needs help
He's out upon the road to peace
Well maybe God himself is lost and needs help
Maybe God himself he needs all of our help
And he's lost upon the road to peace
And he's lost upon the road to peace
Out upon the road to peace.

domingo, diciembre 02, 2007

Hormigas


  • Si fuese un problema no lo sería de ocupación de espacio, sino de tiempo.
Veo, a veces incluso me doy cuenta que observo, personas que van y vienen con grandes, medianas y pequeñas ideas, a veces bien claras, otras veces no tanto. Pero están en un aparentemente constante movimiento.

La abusivamente utilizada analogía del hormiguero irremediablemente viene a mi cabeza. Hormiguitas que buscan comida e instintivamente siguen a la exploradora a la vez que mantienen ciertas pautas de comportamiento predeterminado casi genéticamente. Se asume que el bien común es el bien de la propia hormiga y si no lo llega a ser y no cumple totalmente las expectativas de hormiga, cualquiera que sean, será lo más cercano a conseguirlo que estará en toda su insignificante vida.

La composición jerárquica del hormiguero es indiscutible. Es lo más parecido que se encontrará a un sistema asimilado de castas. Nadie discute. Una obrera no pretenderá ser reina. La reina no excavará un túnel, ni irá a buscar alimento. Y, en caso de que alguna de ellas sencillamente desaparezca o muera, será sustituida sin dilación, asegurando así que la estructura permanecerá intacta y de esta forma se garantiza también la continuidad de la comunidad, del sistema impuesto.

Sólo una de ellas, la exploradora, nunca cesa de buscar, nunca termina de encontrar. Temo saber cómo se siente. Es imposible dejar de buscar cuando no se tiene claro ni "el qué". Hay que seguir buscando. El ambiente del hormiguero es insufrible. Permanecer en la corte junto a la reina un padecimiento. Estar todo el día cavando se me antoja terrible. He de seguir buscando. Salir a respirar aire nuevo.

El impulso de la hormiga exploradora, es tan sólo uno, encontrar sustento para el resto. Volverá con historias de mundos ajenos a la comunidad que nadie querrá escuchar. Verá cosas que nadie creerá. Una hormiga que no se comporta como tal es un peligro para la estructura social, podría incluso hacer creer al resto que no necesitan más que lo justo para comer y que solas podrían sobrevivir. Sería impulsarlas a agudizar el ingenio.

Con suerte para el resto, la exploradora callará y así no desestabilizará el equilibrio social estructural o bien, sus experiencias serán absorbidas por las demás como propias, algo así como un implante artificial de recuerdos. No es necesario visitar otros sitios, otros lugares, yo te los cuento y sino, en fotos te los muestro. No es necesario conocer gente, para eso se crearon los videojuegos. No es necesario ejercitarse, ve a un gimnasio para estar en movimiento. No es necesario pensar, estudia a otros que ya lo hicieron. No vayas a intentar ir a más, ese, no es tu puesto.

Y eso es lo que no quiero, miedo me da convertirme en una de esas personas con mucho pasado y poco futuro. Convertirme en otra hormiguita más del hormiguero. Seré hormiga exploradora, así muera en el intento, tal vez sea un problemilla en mi código genético.

lunes, noviembre 26, 2007

Manual de Experimentos

Manual de Experimentos.

Experimento nº 2.-

Paso 1: Meta en un frasco de cristal una mota de barro.

Nota: no tengo frasco. Me las apañaré solidificando alguna burbuja de aire, que para este caso servirá.

La mota de barro la pillo de algo que me sobró por ahí del experimento anterior, que poco más o menos que vino a explotarme en la cara, eso sí, con un resultado bien lindo, también hay que decirlo.

Paso 2: Añada un poco de agua. Preferiblemente en una proporción de 1 sobre 3.

Nota: No problem. Está hecho, también me sobró agua.

Paso 3: Agítese con suavidad.

Nota: Agito.

Paso 4: Déjese fermentar durante unas horas.

Nota: Aprovecho la ocasión para echarme una siestecita, que nunca viene mal. Es cierto que el anterior experimento explotó y lo dejó todo perdido, pero una vez que limpié un poco y ordené el caos inicial, resultaron unas manchitas incandescentes muy graciosas a las que me gusta quedar mirando en la oscuridad mientras espero que llegue mi reparador sueño.

.
.
.

Esto es lo último que recuerdo haber anotado. Me debí de quedar dormido más tiempo de lo que pensaba… la ciencia de las siesta es muy imprecisa y yo tengo que trabajarla.

El tema del bote salió rana: me han salido unos microbios que se han hecho con el frasco. Por lo visto, los bichos estos se han reproducido desde un primer microbio que se me coló en el citado bote (admito que recuerdo haber estornudado). Pero lo que más me sorprende, es que de un solo bicho hayan salido todos estos que además, no parecen muy inteligentes. Lástima. También admito que la materia prima era bastante deficiente.

En fin, antes de tirar el experimento por el sumidero, observé un poco a la “comunidad de microbios”, que se comportaban como todo, menos como comunidad. Advertí que con tanta actividad habían conseguido que el frasco casi bullese.

Mediante mi observación, he descubierto que el microbio originario, se dividió en mitades con el resultado de que hay microbios divididos por todo el frasco, que se necesitan entre sí para poder seguir existiendo.

Lo increíble del resultado, es que un mecanismo tan simple –parece que no entiende que se trata de encontrar la otra parte que necesita para vivir-, ha convertido su existencia en un complejísimo e intrincado comportamiento por el que al ser ahora tantos, les cuesta más trabajo encontrar su mitad y parecen haber olvidado que este es el origen y fin de su existencia, con la consiguiente frustración, que se ha transformado en el intento de las mitades con unas características comunes a tratar de imponerse y dominar a las que tienen el otro grupo de características, como si de esta forma pudiesen encontrar más fácilmente a su mitad (no saben lo que me costó encontrar las diferencias).

Esto no queda aquí, sino que además, una de las partes “autodenominada” la más fuerte (de verdad que no son conscientes de que son microbios) y que encima resulta ser de mecanismo más sencillo ya que no es capaz de formar vida, sino únicamente de destruirla, se ha hecho con todo e incomprensiblemente impuesto a la otra apelando a su fuerza y por ello superioridad.. a veces tengo tremendas ganas de despachurarlos.

Pero si esto me ha resultado sorprende, ni imaginar cómo me ha chocado, tras una segunda observación que, no contentos con dividirse en sí mismas para luego poder multiplicarse (que ya es de complicada explicación) ha resultado que, una de mis manchitas incandescentes del anterior experimento (tenía que haberlas limpiado concienzudamente), ha hecho que la primera capa de los bichos tomen una amplia gama de colores (esto sí que me ha salido chulísimo), pero, agárrense, también los que son de unos colores tratan de predominar e imponerse a los que son de otro!!!

Estoy ante un dilema, no sé si dejarles a su libre albedrío y ver hasta dónde llegan eso que creos que no debe de quedar mucho: el bote está hirviendo a punto de explotar –otra vez- y siguen multiplicándose a la vez que tratando de aniquilarse y todo dentro del minúsculo frasco; si bien es cierto que alguno se me ha escapado, pero no aguantan mucho fuera; o abrir el bote y decirles cuatro cosas y acabar con ellos… esta opción se me ocurrió cuando descubrí, que con esta manía de hablar en sueños, que algo oyeron y no sé qué entendieron porque ahora también se matan por lo que dije y yo ni tan siquiera lo recuerdo.

Parece que en realidad todo es culpa mía porque yo colé al primer microbio y ahora todo lo que hacen es por parecerse a mí, hacen lo que sea por hacer ver que soy más parecido alguna de sus mitades o de sus colores, cuando yo soy un todo y lo de los colores muy bien no lo entiendo, porque si todo realmente lo hacen por parecerse, si en algo están todos de acuerdo, es en que saben que mi cuerpo es etéreo.

Pensaré qué hacer con ellos. De momento, dejaré a un lado mi “Manual de experimentos".

jueves, noviembre 15, 2007

Negra Marea


El infame resultado, con carácter resoluble, de no acabar con el dichoso "período de adaptación" es el de no gozar de tiempo suficiente para poder estar surcando estos mares tan constantemente como a mí me gustaría. También es cierto que mientras voy de acá para allá, he estado observando con horror, el mundo.

Lo que me ha dado que pensar que en estos últimos tiempos, tengo la imperiosa necesidad de crear mi "anti-yo", algo así como sacar a la luz a "mi lado oscuro" o completarme como Yin con un también enérgico Yang, con ello quedaré más o menos divida, o más bien, multiplicada mediante mi álter ego.

Con esto vendría a tratar de solventar la problemática de romper bruscamente con la línea de este espacio. No habría mayor problema, si no fuera porque en ocasiones ciertos pensamientos tórnanse pretenciosos, arrogantes, irónicos, agresivos, incisivos, violentos... en definitiva, demasiado negros y como el chapapote no debe manchar la mar y debe estar recogido en un contenedor apropiado he empezado los trabajos de limpieza otorgándole nombre.

He aquí mi álter ego:
Negra Marea.

lunes, septiembre 10, 2007

Asuntos telefónicos



Considero al teléfono como un magnífico creador de paranoias reales y en potencia, por lo que no debiera de estar al alcance de todo el mundo, siempre surgen preguntas tales como:¿ tengo cobertura?, ¿me habrán llamado?, ¿será que no recibo los mensajes?,¿no cogí bien el número teléfono??!!!. En los primeros años de móviles, acababa escuchando la musiquilla infernal allá por donde estuviese (así fuera consciente de la imposibilidad de que sonase por no llevar encima ni el aparatito), así que desde hace mucho tiempo opté por quitarle el volumen, de hecho, el móvil actual no sé ni cómo suena o qué odiosas y depravadas sinfonías puede tener.... y bien que duermo.

Existen multitud de actitudes ante tan insignificante aparato, pero fundamentalmente las de los extremos son las que más se hacen sentir, parece que ha de odiarse o adorarse.

En uno de los extremos diré que se encuentra mi abuela, que tenía tendencia recurrir al tipo de alegaciones sobre “el tamaño mínimo de los números” y ante semejantes apelaciones optamos por comprarle un teléfono con un teclado digno de la ONCE. Tampoco llama.

Justo como el caso opuesto, recuerdo haber tenido una amiga, de la que no mencionaré nada sobre su estado mental, pero que era capaz de dejarme unas 8 llamadas perdidas en el tiempo que uno realiza actos tan banales como darse una ducha y acusarme sin contemplación de no escuchar “únicamente” sus llamadas!!!. Lo dicho, si no crea paranoias, ciertamente las fomenta.

Cierto es que yo muchas veces no cojo el teléfono porque no me da la gana (normalmente porque no es un buen momento: no pondré ejemplos). Lo que está claro es que no porque a uno le llamen se ha de estar dispuesto a atenderlo. Exactamente lo mismo hago con la puerta de casa, directamente no voy ni a ver quién llama, si no espero a nadie.

En cualquier caso y volviendo al tema que nos atañe, he de decir que en contrapartida el aparatito ha decido llevar a cabo una muy particular venganza, puesto que casi siempre lo dejo a la vista y en cuanto me muevo aparecen tropecientas llamadas perdidas. Esa es otra, ¿no vale con una única llamada perdida?, como dicen por ahí "si perdidas están, ya las encontrarán".

Es imposible obviar la existencia de los "sms". Como es bien sabido, cualquier medio escrito, máxime abreviado, no consigue captar la esencia de lo que se pretende transmitir... en algunos casos mejor que ni se intente...en mi caso, este obstáculo lo tomé como un reto. Sinceramente me gusta que la gente sonría cuando lee un mensaje, para explicarlo apropiadamente y extrapolarlo a algo cercano, sería algo así como tratar de transmitir buen rollo emitiendo tan sólo una o dos notas musicales.

Claro que creo que lo peor del asunto, es la fe ciega en la tecnología, como sí se tratase de una nueva religión, "la de la comunicación". Se da por supuesto que un mensaje (valga para los emails) siempre ha llegado, pero ¡ay sres.! he aquí un gran descubrimiento: la tecnología falla más que una escopeta de feria!!

Como siempre, el bien de la cosas no está en el objeto mismo, sino en como se utilicen. ...

Espero que no se note mucho que habría de estar estudiando....



(Es mi respuesta al asunto: "Teléfono", de otro lugar del ciberespacio, con mínimas variaciones para adaptarlo a este)

lunes, septiembre 03, 2007

Matrimonios de tradición


Las "damas" emperifolladas y pintadas con total ausencia de arte, se miraban burlonamente entre sí. Se sonreían unas a otras mientras se daban algún que otro golpecito cómplice o un "sutil" codazo.

Viejas urracas. Mantenían la falsa apariencia de orgullo pintarrajeado de prepotencia.

Eso sí, al volver a casa arrastraban su orgullo ante aquel que se convencieron fue el hombre amado, llevándole las zapatillas, la pipa y el tabaco. Suplicándose a sí mimas el poder mantenerse en la creencia de estar enamoradas puesto que en vez de intentar alcanzar sus esperanzas, las habían puesto en sus queridos y flamantes "mariditos", para, en el caso de no lograrlo, estar ellas exentas de culpa del fracaso de sus vidas y poder volcar su frustración con aquelos pequeños seres que habíanse visto obligados a convertirse en dioses que sacasen a aquellas brujas de su hastío.

Desconozco la psicología masculina como tal y denigrante me parece tener que aprenderla para entendernos. Lo que sí bien conozco es la psicología de "el Hombre" porque a esa clasificación pertenezco y por ello entiendo que no existe yugo si no existen vencedores ni vencidos. No hay guerra de poder, sino cohesión. Así que no me pidan que claudique siendo además "rendición" el término. No han de preocuparse, yo firmo por la unión, no por la anulación. Así que Razón será quien sea juez de nuestro encuentro.

¡Ah! lo siento madre ya sabe usted que yo me comprometo, pero no me caso si con ello he de entregar como prentenden, como hicieran ustedes, en vez de mi corazón, mi otro más preciado bien, mi cerebro.

miércoles, agosto 29, 2007

¿Depresión post vacacional?


"La llamada depresión post-vacacional es un concepto amplio que describe una incapacidad de adaptación al trabajo tras la finalización de las vacaciones, que conlleva una serie de síntomas en forma de desequilibrios físico-psíquicos, que suelen remitir a los pocos días de la vuelta a la normalidad”.

Muchos psicólogos alegan que existe la depresión vacacional, otros tantos no apoyan la existencia de la misma, las justifican con la degradación de su mención relegándola a la categoría de síndrome.

Algunos de los síntomas que caracterizan este síndrome aparecen después de disfrutar de un período de desconexión, de descanso, admitamos que esto planteado después de unas brevísimas vacaciones condicionadas por la nueva subida del Euribor suena trágicamente cómico.

Los síntomas pueden situarse próximos a la depresión, irritabilidad, astenia, tristeza, apatía, ansiedad, insomnio, dolores musculares, tensión, nauseas, extrasístoles (palpitaciones), taquicardias, sensación de ahogo y problemas de estómago, entre otros.. Lo que viene a ser, el hacerse nuevamente a la rutina y percatarse de por qué hemos podido disfrutar durante ese breve tiempo de la vida de forma prácticamente concentrada: porque carecemos de ella el resto del año. Claro que todo esto será para el que no se haya dado cuenta antes y necesite la vuelta de unas vacaciones para pensar en ello.

¿Depresión post vacacional? Ja!. No tengo tiempo. No necesito de un período de descanso para tratar de poner orden en mi vida, en realidad lo hago a todas horas, es un defecto intrínsecamente relacionado a mi persona con la misma intensidad en que lo está el mismo caos.

Tengo síntomas sospechosos. No sé de qué, pero sospechosos. Bien podrían estar considerados dentro de los correspondientes a la descripción reservada para la “depresión del lunes” ( ¿es ya miércoles?), la de “después de un puente” (¿cuándo es el próximo?) o la “después de unas ínfimas vacaciones” (incluso nimias), la correspondiente a “período de exámenes” (una lágrima cayó sobre mi teclado al escribir esta línea) y/o en su defecto “la condicionada por el entorno laboral” (mejor a esta parte la dejo estar) ó … o todas juntas!.

Supongo que en muchos casos se trata de “algo” de todo esto, he de insistir que en mi caso podría ser un compendio de ese gran todo. . pero resulta que no lo es.

Mis pequeñas alteraciones se producen por conocimiento de ese constante caos reinante, por explicarlo más apropiadamente diría que porque a pesar de esta cognición, existe en mí una parte que no consiente en dejarlo estar a su libre albedrío ofuscándose tontamente en tratar de canalizarlo hasta un orden esencialmente imposible.

Resumiendo, me encuentro estupendamente alterada, como siempre. Pero en esta ocasión hay que sumarle el que tengo la envidiable suerte de saber el momento exacto del fin de toda inefable actividad conocida para embarcarme en un indefectiblemente caótico nuevo mundo (me río yo de Colón). Y eso que los síntomas no han hecho más que empezar...

domingo, agosto 12, 2007

Celebración de la fantasía

"Fue a la entrada del pueblo de Ollantaytambo, cerca del Cuzco. Yo me había despedido de un grupo de turistas y estaba solo, mirando de lejos las ruinas de piedra, cuando un niño del lugar, enclenque, haraposo, se acercó a pedirme que le regalara una lapicera. No podía darle la lapicera que tenía, por que la estaba usando en no sé que aburridas anotaciones, pero le ofrecí dibujarle un cerdito en la mano.

Súbitamente, se corrió la voz. De buenas a primeras me encontré rodeado de un enjambre de niños que exigían, a grito pelado, que yo les dibujara bichos en sus manitas cuarteadas de mugre y frío, pieles de cuero quemado: había quien quería un cóndor y quién una serpiente, otros preferían loritos o lechuzas y no faltaba los que pedían un fantasma o un dragón.

Y entonces, en medio de aquel alboroto, un desamparadito que no alzaba mas de un metro del suelo, me mostró un reloj dibujado con tinta negra en su muñeca:

-Me lo mandó un tío mío, que vive en Lima -dijo

-¿Y anda bien? -le pregunté

-Atrasa un poco -reconoció".

E. Galeano


______________________


Esta marea se toma un tiempo de descanso, medido con el reloj del cuento.

~ Oleadas de intemporales besos ~

jueves, agosto 09, 2007

El salto del trapecista

En el viaje a la cima encontré a unos monjes que se me antojaron budistas, no sé por qué aceptaron nuestra presencia e incluso consintieron en acompañarnos.


En un punto concreto del viaje habíamos de cruzar una grieta en la montaña, una enorme grieta que prácticamente dividía a la montaña en dos. Una grieta imposible de fondo infinito.

Allí nos encontrábamos todos. Habíamos de atravesarla con la única ayuda de un puente construido únicamente con cuatro cuerdas y algún que otro travesaño olvidado por las inclemencias del tiempo. Tratar de sujetarse en cada cuerda en las que debíamos apoyar pies y manos, parecía una labor de funambulista.

Pasamos como pudimos con el miedo adherido al cuerpo. Los monjes parecieron transformarse en artistas circenses que sin dificultad alguna cruzaban el abismo en aquello que pudiera confundirse con un exhibicionismo por la soltura en la precisión de sus movimientos cuando en realidad no era más que una técnica elaborada y ensayada hasta la saciedad cuya clave era el estar ayudándose unos a tros con cada elegante movimiento, cada paso, cada mano tendida que estrechaba a otra antes de que se precipitase en una terrible caída al espacio.

No sé cómo pude cruzar, tal vez me vi animada por ellos.
Pero una vez hubimos cruzado, nos encontramos en un poblado que habitaba en ese lado, con casas incrustadas en la piedra y balcones de madera, sin barandillas a las que sujetarse al borde del abismo. Resultaron ser gentes que nunca se atrevieron a cruzar.

En algún momento tras haber atravesado ya todos el puente, éste se rompió para estupor de todos aquellos habitantes que miraban el espectáculo desde sus balcones. Ahora nunca podrían atravesarlo aunque quisieran, ni tan siquiera imaginaron que el puente no siempre había estado allí, si no que había sido construido. Así, ya roto, les resultaba mucho más fácil acusarnos de su fracaso.

Esta vez fui, como por una llamada, como un acto reflejo, así una cuerda de las que colgaba lo que quedaba de puente y me lancé al centro del abismo. En un primer instante el estómago se me encogió y fue consciente de mi propio movimiento. Como si de un trapecio se tratase, como un baile perfectamente acompasado me pude balancear de una orilla a la otra acabando con un gracil movimiento entre una multitud sorprendida y admirada.

Al mirar a mi aldedor, no dando crédito a mi proeza, oí una escéptica voz que alegaba suspicaz a la fortuna de mis actos.

Con la elegancia de quien se sabe en tierra y sabe que en cualquier momento que lo desee puede volar, le ofrecí el extremo de aquella cuerda espetando un cordial "adelante".

___________

~ Cualquiera puede simpatizar con las penas de un amigo;
simpatizar con sus éxitos requiere una naturaleza delicadísima ~

(Oscar Wilde)


martes, agosto 07, 2007

La hora de la serpiente



Dicen que la hora de la serpiente es la comprendida entre las 7 y las 9 de la mañana y debe ser cierto porque esa es exactamente la hora en la que más me gusta disfrutar del sol.

Un precioso tiempo, un delicado momento en el que da igual en que entorno, da igual si es a la orilla del mar, en el campo, o sencillamente esperando que se ponga en verde un semáforo, es la hora en que el sol acaricia y no quema. Es la hora de la serpiente. Es mi hora.

En ese preciso instante cada una de mis células cesa en su antediluviana tarea para bañarse en esos dorados rayos. Sólo somos el entorno y yo. No existe nadie más no hay ninguna otra verdad excepto la irrealidad de la existencia misma. Somos el todo y yo, o el yo en un todo.

miércoles, agosto 01, 2007

El mundo en dos


Siempre lo había sabido. No iba a funcionar. Aún así tuve que darme esa oportunidad, tratar de superar la prueba. No funcionó.

Tampoco tenía sentido alguno el seguir esperando. ¿A qué? ¿a quién?. Era el momento, no había más. Así que me marché para seguir mi historia que había permanecido estancada por una absurda espera. Creyendo que algún día seguiría él también con su evolución y por fin podríamos marchar juntos. Pero los finales felices se dan en los cuentos y este no lo era.

Así que tuve que dejarlo atrás.

Supe después que había vendido todas sus pertenencias y se había marchado. Ciertamente era lo mejor que podía haber hecho después de convertir su vida en una espiral de perdición.

Y allí fue donde lo encontré, hacía tiempo que me esperaba. Entonces entendí que en realidad teníamos en común el destino, pero no el camino.
____________
"Algún día, en cualquier parte, en cualquier lugar, indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas".
(Pablo Neruda)

jueves, julio 19, 2007

Porque te tengo y no

(Corazón Coraza- M.Benedetti)


Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo

pequeña y dulce
corazón coraza
porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro
porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.

lunes, julio 16, 2007

Diario de un hombre gris


“No sé exactamente si es miedo a la miseria, a la inseguridad o al desprecio de los otros. Tal vez sea menos digno que todo eso, tal vez sea simplemente miedo a la incomodidad, a al falta de confort. Porque cuando pienso que mi vida es gris, tediosa y rutinaria, no se me escapa que la rutina incluye una serie de cosas insignificantes, pero agradables. Si yo fuera un hombre genial, o poderoso o simplemente enamorado, tales cosas no tendrían importancia, porque lo importante sería mi obra de arte, o el ejercicio de mi poder, o la plenitud de mi amor, pero como no es ése mi caso, las cosas insignificantes pero agradables, pasan a ser estímulos de primer grado {…}.

Me gusta estar rodeado de cosas lindas. ¿Es tan grave el delito?. Nunca querría dinero para tenerlo apretado en el Banco, o para convertirme en latifundista, o para especular con valores. No me importa el dinero como tal, pero me importan algunos de los objetos que pueden adquirirse con él. No me importa el dinero en sí, pero me importa como intermediario obligatorio para la adquisición de la belleza material, de esos síntomas de mi gusto que adornan los mejores momentos del descanso. Cuando se habla de injusticia social, se piensa, primero, como es lógico, en la erradicación del hambre, en las viviendas honorables y limpias, en eliminar el analfabetismo. Pero, después de esos tres objetivos urgentes, habría que agregar el derecho del ser humano a crearse un alrededor de acuerdo con el gusto propio. No se trata de algo urgente como el pan y el techo, claro, pero tampoco se trata de algo infinitamente postergable”.


“Gracias por el fuego”
Benedetti

lunes, julio 09, 2007

Té para dos


Todos los días se presentaba. Incansable su empeño. Innegable su vergüenza.

Arrastrándose ante su persona, persiguiendo a cada paso, imponiendo su presencia, su existencia.

Moría al principio de compasión y pena, luego de vergüenza. Besaba el suelo por donde pisaba, cada inequívoca señal de la ignoración de su existencia transformábase en su cabeza en inequívoco signo de interés. Perseguía a su sombra y a su persona.

Recababa información, analizaba cada gesto. Todo para poder conformar la idea de esa persona desconocida.

Como un perro famélico estaba cada día en la puerta. Esperando una palabra de cariño, una sonrisa, cualquier cosa que pudiese nuevamente transformar en una llamada sus sueños.

Té caliente para calentar el alma fría.

Un té para dos, siempre con una silla vacía.

lunes, julio 02, 2007

Resumen de vida


Le hizo pagar por obligarle a reducir la mediocridad de su vida a dos palabras.

Un resumen brillante, tratándose de quien era. En realidad esto no dejaba traslucir más que un denigrante complejo de inferioridad y una frustración constante que hacía que no pudiese ni dormir ¿eso era todo?¿ya está?. En dos palabras su vida. Toda una infancia en la que le hicieron creer que sería él quien preguntase y haría sentir admiración en su interlocutor con cada una de sus respuestas.

El eco de su respuesta, convirtiéndose en una tortura por al ver el patético intento con el que trataba que cada palabra sonase interesante. Lamentable intento de resultar fascinante. Pero no pudo mentir.

Y ahora ella, con aquella pregunta, había hecho resurgir todos sus anhelos. Ahora tenía que volver a luchar con la sensación de no haber sido, de no ser más que una gran nada.

Al dejarla atrás, al oír como se cerraba esa puerta, decidió que debía volver. No podía haber alguien que supusiese todo aquello. Impensable que alguien más que él fuera consciente de que su vida era una estafa.

Así que aguardó, para tratar de convercerla de lo equivocada que estaba y aún cuando ella le dijo que no le importaba él no cejó en su empeño y le pidió que callara y escuchara. Tapó con fuerza su boca y siguió explicando. Pero estaba convencido que ella no entendía, lo veía en el reflejo de su mirada.

Cuando el brillo des sus ojos pareció apagarse, pensó satisfecho que ya estaba, nadie más sabría de su particular farsa. Pero de regreso a casa ella allí estaba, resucitada de entre los muertos y muy enfadada, comenzó a gritarle a decirle todas las verdades a la cara, porque conciencia, ni muerta calla.

miércoles, junio 27, 2007

Jevetta Steele



No sé qué conocimientos musicales tendrán ustedes, entre otras porque casi no tengo claros ni los míos. En realidad el de alguno de ustedes lo intuyo, así que, saliendo un poco de la tónica de mis "pequeñas lamentables historias", me permito comentarles que por caprichos de Cronos tengo pequeños niños que se quedan como eternos brotes expectantes al designio de mi atención con una pequeña dosis de, no interés que tienen, pero sí algo cariño, mimos y ... tiempo por mi parte.

Mientras pueda atenderles o no, resulta que entre mis "idas y venidas", "vino a mí", algo hacia lo que durante años había ido yo, fue la voz de Jevetta Steele. Me fastidia sobremanera tener que indicar a modo de reseña, que es la cantante de la canción de "Calling you", reseña indiscutible e imposible de omitir de la emblemática película Bagdad Café. Lo lamentable del asunto es que, como era de esperar, no es el único trabajo en el que ha participado dicha fémina siendo para mí lo más doloroso, que no sólo no se sepa de ella poco más que esto que indico más arriba, sino que esta canción además de pertenecer a la banda sonora del largometraje mencionado, fue utilizada en cierta campaña de una bebida y siendo bien chiquita, quedé fascinda por esa voz, que de vez en cuando volvió a mi consciente, pero que hasta hace bien poco no ha podido ser rescatada de las sombras de mi memoria.

Como suele decirse "ni corta ni perezosa", me puse a investigar por estos mares para saber algo más sobre aquella que da nombre a este post y cuál fue mi sorpresa, que el encontrar información sobre la trayectoria de su trabajo, me costó más esfuerzo del que me había imaginado, así que he decidido que se merecía un huequito en este mar y me permito hacer una humilde compilación de datos sobre los que estaré encantada de recibir información adicional, modificaciones, rectificaciones, aclaraciones... Debo aclarar que lo de humilde viene referido a mi compilación, que no a los datos ni a la trayectoria.

Resumiendo y a grandes rasgos, sobre la Srta. Steele, he averiguado que es una cantante afroamericana de gospel, originaria de Gary (Indiana) , aunque parte de su vida la ha pasado en Minneapolis. Además de la canción ya mencionada, parece que grabó distintos albums que yo todavía estoy tratando de localizar, titulados "Jevetta Steele" (1988), "Hold Me" (EP) (1992), "Here It Is" (1993) y "My Heart" (2006) y perteneció al grupo "The Steeles" entre los años 1.993 y 1.997, grupo compuesto por miembros de su familia, por lo visto no carentes de talento.

Además, añadir que ha grabado con artistas tales como "Prince", "George Clinton" ó "10.000 Maniacs" e incluso ha participado en elenco de actores como "Club Singer" en películas tales como "Corina, Corina" o, actuando como "Antigone" en "The Gospel at Colonus", de las que, si he visto, carezco de recuerdo alguno.

Estarán conmigo en que una artista tan polifacética merecía un mínimo de atención por mi parte y de paso, me permito llamar la suya.



Desert road from Vegas to nowhere
Someplace better than where you've been
A coffee machine that needs some fixing
In a little cafe just around the bend
I am calling you
Can't you hear me
I am calling you
Hot dry wind blows right through me
Baby's crying and I can't sleep
But we both know a change is coming
It's coming closer
Sweet release
I am calling you
I know you hear me
I am calling you
I am calling you
I know you hear me
I am calling you
Desert road from Vegas to nowhere
Someplace better than where you've been
A coffee machine that needs some fixing
In a little cafe just around the bend
Hot dry wind blows right through me
Baby's crying and I can't sleep
And I can feel a change is coming
coming closer Sweet release
I am calling you
Can't you hear me
I am calling you

martes, junio 19, 2007

Sinkin' soon

(Norah Jones)

We're an oyster cracker on the stew,
And the honey in the tea,
We're the sugar cubes, one lump or two,
In the black coffee,
The golden crust on an apple pie,
That shines in the sun at noon,
We're a wheel of cheese high in the sky,
But we're gonna be sinkin' soon.
In a boat that's built of sticks and hay,
We drifted from the shore,
With a captain who's too proud to say,
That he dropped the oar,
Now a tiny hole has sprung a leak,
In this cheap pontoon,
Now the hull has started growing weak,
And we're gonna be sinkin' soon.

We're gonna be
Sinkin' soon,
We're gonna be
Sinkin' soon,
Everybody hold your breath 'cause,
We're gonna be sinkin' soon

We're gonna be
Sinkin' soon,
We're gonna be
Sinkin' soon,
Everybody hold your breath 'cause,
Down and down we go.

Like the oyster cracker on the stew,
The honey in the tea
The sugar cubes, one lump or two?
No thank you none for me.
We're the golden crust on an apple pie,
That shines in the sun at noon,
Like the wheel of cheese high in the sky
Well ... we're gonna be sinkin' soon

jueves, mayo 31, 2007

Con la maleta llena


Me voy unos días, con mi maleta vacía.

No cabía ni una aguja, pero finalmente conseguí dejar un hueco especial para traer conmigo nuevas historias que refresquen estas aguas, parece que será un asunto fácil puesto que dicen que por las tierras a las que voy, las historias, las venden a montones en los saldos y se encuentran huérfanas por cualquier esquina.

Así que, esta marea, cruza nuevamente el océano, para volver con su maleta llena de historias para compartir con ustedes. Les deseo lo mejor en mi ausencia y espero encontrarles a mi regreso.

Oleadas de besos.

viernes, mayo 25, 2007

Cámaras de ventilación

Era lo normal. Si bien hubo un tiempo que todos podían salir a la calle normalmente, llegó el tiempo de la muerte de los dinosaurios. En este caso del hombre, pero éste como siempre, se resistió.Sucedió, que por un cambio climático, había que salir con trajes que tapasen hasta la nariz y ésta fundamentalmente, no por lo delicada... ciertamente el ambiente apestaba.

Hubo un tiempo en que los trajes eran oscuros para reflectar los rayos solares, pero habían cambiado muchos las cosas y se habían modernizado con nuevos diseños.

Ahora unos trajes transparentes se adaptaban a las radiaciones de forma autónoma y automática. Era como una segunda piel inteligente. De esta forma vivíamos constantemente como dentro de un preservativo gigante.

Ya nadie recordaba el contacto con otro cuerpo, casi era difícil notar el propio.

Existía una facción que mantenía firme la idea de que aquella no era forma de vivir. Apelaban a la naturalidad de la vida, a la necesidad de movimientos a auténticos que nos permitiesen volver a sentir, a recuperar nuestro tacto. A mí sinceramente, me parecían unos maniáticos, un movimiento casi sectario.

No eran más que tonterías aquello que decían, un suicidio. Ya nos habían enseñado, desde que nacíamos, que si nos quitábamos nuestros trajes aislantes, no sobreviviríamos.

Me interesé en su ideología no fue más que por un proyecto que me había encargado la Casa Matriz, esa gran madre que nos proveía de sintético alimento espiritual y material.

Mi investigación me llevó involucrarme mucho profundamente de lo que yo esperaba y pronto me gané la confianza de estos revolucionarios y me mostraron su gran secreto, lo que ellos denominaban “cámaras de ventilación”.

En estas cámaras, los muy locos se deshacían de sus trajes exponiéndose a …. Sentir, pero esto no significaba nada más que el principio de su gran proyecto, por el que pretendían extender este peligroso hábito por la faz de aquella tierra.

Tuve que probar, aún jugándome la vida, todo por la Gran Casa … pero todo cambió, sorprendentemente, a pesar de la extrañeza que aquella sensación primigenia volví a sentir, en realidad, sentí por primera vez en toda mi vida.

Ahora les estoy ayudando con el proyecto final, vamos a quemar todas las fábricas y sus trajes porque tras años de investigación, la facción ha descubierto la Gran Mentira creada por la Casa Matriz cuyo único fin ha sido separarnos y no dejarnos sentir, de forma que fuésemos productividad al ciento por ciento.

Sólo deseo que el planeta pueda aprender a sentir porque aunque también he descubierto que es en muchos casos doloroso, es realmente saber vivir.

martes, mayo 22, 2007

No estaría nada mal


Poder disfrutar de cada día sin tener que madrugar.
Que las cuestiones del corazón estuviesen siempre destinadas a triunfar.

Que sólo las buenas intenciones se salieran con la suya.
Que los malos humos sólo fueran los de los tubos de escape, mejor que no existiesen ni esos y que por fin se decidan a utilizar el biogasóil como forma de reutilizar la basura!!!!

Que estuvieses siempre a mi lado en cada despertar..
Que fuésemos incapaces de traicionar.

Que siempre fuese primavera...
que pudiese estar siempre a tu verita, vera.

Que de los grifos saliese un tercer mando del que saliese cerveza fresquita. ...
Que Hacienda devolviese rapidito la pasta.... tan rapidito como la quita..

Que, que.....



Noche de bodas
(Joaquín Sabina)

Que el maquillaje no apague tu risa
Que el equipaje no lastre tu alas
Que el calendario no venga con prisas
Que el diccionario detenga las balas.

Que las persianas corrijan la aurora
Que gane el quiero la guerra del puedo
Que los que esperan no cuenten las horas
Que los que matan se mueran de miedo.

Que el fin del mundo te pille bailando
Que el escenario me tiña las canas
Que nunca sepas ni cómo ni cuándo
Ni ciento volando, ni ayer ni mañana.

Que el corazón no pase de moda
Que los otoños te doren la piel
Que cada noche sea noche de bodas
Que no se ponga la luna de miel.

Que todas las noches sean noches de bodas
Que todas les lunas sean lunas de miel
Que las verdades no tengan complejos
Que las mentiras parezcan mentira.

Que no te den la razón los espejos
Que te aproveche mirar lo que miras
Que no se ocupe de ti el desamparo
Que cada cena sea tu última cena.

Que ser valiente no salga tan caro
Que ser cobarde no valga la pena
Que no te compren por menos de nada
Que no te vendan amor sin espinas.

Que no te duerman con cuentos de hadas
Que no te cierren el bar de la esquina
Que el corazón no se pase de moda
Que los otoños te doren la piel.


Que cada noche sea noche de bodas
Que no se ponga la luna de miel
Que todas las noches sean noches de boda
Que todas las lunas sean lunas de miel.

viernes, mayo 11, 2007

Contaría algo

Contaría algo si no fuera porque se me ha caído la cortina de la cocina en la cabeza mientras mi perrita gimoteaba solicitando su salida matutina. Sólo he conseguido encontrar uno de los dos enganches necesarios para poder volver a colgarla, por lo que me da la impresión, fundamentalmente por la falta de coordinación fonética, gramática y locomotriz, de que el otro se me ha quedado incrustado en la cabeza.

Dentro de unos años esto derivará en una semiesquizofrenia (espero que por lo menos "algún parrao del barrio de turno" quiera ser mi colega) por la que creeré haber sido abducida y ser vigilada mediante un extraño implante metálico secreto (ahora no tanto) sito en mi lastimoso cerebro….

¿Se me oxidará en la playa? ¿cómo podré explicarlo si sonase el detector de metales del aeropuerto? ¿me servirá el enganche en la cabeza para colgarme el bolso o el abrigo en el bar?.. Tantas preguntas sin resolver... supongo que una cerveza bien fresquita me ayudará a aclarar (o emborrachar) las ideas.

martes, mayo 08, 2007

~ Espejo de muerte... espejo de vida ~

Tenía dos amigas muy especiales desde que era muy chica. Sí, claro que siempre he tenido amigas, pero éstas en concreto siempre habían estado conmigo a lo largo del tiempo. Quiero decir "en mí".


Empezaron a hablar mucho antes que yo pero la verdad es que no se prodigaban mucho. Solían permanecer calladas y taciturnas en un rincón, parecían medio adormiladas. Así que yo jugaba con otras, en la gran mayoría de las ocasiones, mucho más alegres. En uno de mis cumpleaños de adolescente entre las dos me regalaron un espejo con el que jugábamos a disfrazarnos y mirarnos como si fuésemos otras tres. Sólo había un problema, ellas, por incorpóreas, empezaron a alimentar hacia mí una terrible envidia y ese fue durante años su único alimento. Ls críticas no se hicieron esperar. Empezaron a hablar y entre susurros, empezaron a expresarme sus pensamientos, especialmente, sobre mi persona.

En un primer momento eran casi inaudibles sus conversaciones, no eran más que cuchicheos. Ellas mantenían su amistad mediante secretos, yo mantenía los míos con mis sueños de vida. Dejaron de ser "juegos de niñas". Los comentarios eran cada vez más altos, cada vez más crueles.

Tanto les gustaba el juego del espejo, que allí decidieron quedarse. Me esperaban por la mañana y esperaban ansiosas por la noche para que les contase lo que me había ocurrido durante el día. No tenían vida, así que trataron de hacerse con la mía, me decían que en realidad lo hacían por mí bien, para que la gente me apreciase, me quisiera y me respetase.

Aún peor fue cuando crecieron y ya del espejo no se movían. Así que cada vez que a él me asomaba: hacían que pareciese otra persona. Me disfrazaban el reflejo sin que me enterase convenciéndome de la verdad de aquel reflejo de su espejo de muerte. Si por un momento yo quería ver mi reflejo auténtico, mirar hacia el otro lado ya estaban ellas para recodármelo y me señalaban, se reían y cuando esto no funcionaba me regañaban e insultaban.


Eran insaciables saciadas, lo único que habían llevado a su boca era un "basta". Se habían hecho con mi espejo, al que ya no podía acercarme sin que pudiera ver nada más que un esperpéntico reflejo, pero tampoco esto era suficiente para ellas.

Un día me, casi sin fuerzas conseguí levantarme y acercarme hasta una foto, era mi imagen. No podía reconocerme, no podía encontrarme. Ahora mi piel casi transparentaba mis huesos, eran casi un reflejo de ellas, carentes de cuerpo se habían hecho con el mío, ahora era el reflejo de ellas.

Más tarde me enteré, que son dos gemelas malditas. Parece que no pudieron ni quisieron disfrutar de su vida y ahora acosan el mundo terreno haciéndose pasar por amigas, única y exclusivamente para hacerse con sus vidas. Los torturan con sus palabras y hechizan los espejos, haciendo que estos las engañen trastocando los reflejos de sus figuras.

Su único objetivo es no dejar vivir, que el resto pague sus estúpidas frustraciones, sus obsesiones y manías, su amargura, su falta de amor, de cariño y todo, a través de una lenta agonía.

Querían ser yo y para ello, yo tenía que desaparecer. Pero en esta ocasión yo tuve suerte porque pude transformar su espejo de muerte en mi espejo de vida. Espejo que las expulsó de mi cuerpo y devolviéndomelo a mí, además de mi alma, mi cabeza, devolviéndome el gobierno de toda mi vida.

Así que por favor, tengan cuidado porque me han contado que aún están haciendo de las suyas causando estragos y danzan por ahí libres todavía. Cuídense de
Ana y Mía.

jueves, mayo 03, 2007

Astenia "bloguil"

Estoy siguiendo un tratamiento para curar una estúpida astenia "bloguil" que trata de apartarme de ustedes, empecinándose para ello, en unirse a una vorágine laboral y a constantes y frenéticos cambios de vida.

Disculpen mis intermitentes ausencias pasadas y futuras, pero esta marea, no cesa.

Oleadas de besos

lunes, abril 23, 2007

Leyenda de San Jorge

~ La leyenda de San Jorge y el dragón~

En cierta ocasión llegó San Jorge a una ciudad llamada Silca, en la provincia de Libia.

Cerca de la población había un lago tan grande que parecía un mar donde se ocultaba un dragón de tal fiereza y tan descomunal tamaño, que tenía atemorizadas a las gentes de la comarca, pues cuantas veces intentaron capturarlo tuvieron que huir despavoridas a pesar de que iban fuertemente armadas. Además, el monstruo era tan sumamente pestífero, que el hedor que despedía llegaba hasta los muros de la ciudad y con él infestaba a cuantos trataban de acercarse a la orilla de aquellas aguas. Los habitantes de Silca arrojaban al lago cada día dos ovejas para que el dragón comiese y los dejase tranquilos, porque si le faltaba el alimento iba en busca de él hasta la misma muralla, los asustaba y, con la podredumbre de su hediondez, contaminaba el ambiente y causaba la muerte a muchas personas.

Al cabo de cierto tiempo los moradores de la región se quedaron sin ovejas o con un número muy escaso de ellas, y como no les resultaba fácil recebar sus cabañas, celebraron una reunión y en ella acordaron arrojar cada día al agua, para comida de la bestia, una sola oveja y a una persona, y que la designación de ésta se hiciera diariamente, mediante sorteo, sin excluir de él a nadie. Así se hizo; pero llegó un momento en que casi todos los habitantes habían sido devorados por el dragón.

Cuando ya quedaban muy pocos, un día, al hacer el sorteo de la víctima, la suerte recayó en la hija única del rey. Entonces éste, profundamente afligido, propuso a sus súbditos:

-Os doy todo mi oro y toda mi plata y hasta la mitad de mi reino si hacéis una excepción con mi hija. Yo no puedo soportar que muera con semejante género de muerte.

El pueblo, indignado, replicó:

-No aceptamos. Tú fuiste quien propusiste que las cosas se hicieran de esta manera. A causa de tu proposición nosotros hemos perdido a nuestros hijos, y ahora, porque le ha llegado el turno a la tuya, pretendes modificar tu anterior propuesta. No pasamos por ello. Si tu hija no es arrojada al lago para que coma el dragón como lo han sido hasta hoy tantísimas otras personas, te quemaremos vivo y prenderemos fuego a tu casa.

En vista de tal actitud el rey comenzó a dar alaridos de dolor y a decir:

-¡Ay, infeliz de mí! ¡Oh, dulcísima hija mía! ¿Qué puedo hacer? ¿Qué puedo alegar? ¡Ya no te veré casada, como era mi deseo!

Después, dirigiéndose a sus ciudadanos les suplicó:

-Aplazad por ocho días el sacrificio de mi hija, para que pueda durante ellos llorar esta desgracia.

El pueblo accedió a esta petición; pero, pasados los ocho días del plazo, la gente de la ciudad trató de exigir al rey que les entregara a su hija para arrojarla al lago, y clamando, enfurecidos, ante su palacio decían a gritos:

-¿Es que estás dispuesto a que todos perezcamos con tal de salvar a tu hija? ¿No ves que vamos a morir infestados por el hedor del dragón que está detrás de la muralla reclamando su comida?

Convencido el rey de que no podría salvar a su hija, la vistió con ricas y suntuosas galas y abrazándola y bañándola con sus lágrimas, decía:

-¡Ay, hija mía queridísima! Creía que ibas a darme larga descendencia, y he aquí que en lugar de eso vas a ser engullida por esa bestia. ¡Ay, dulcísima hija! Pensaba invitar a tu boda a todos los príncipes de la región y adornar el palacio con margaritas y hacer que resonaran en él músicas de órganos y timbales. Y ¿qué es lo que me espera? Verte devorada por ese dragón. ¡Ojalá, hija mía, -le repetía mientras la besaba- pudiera yo morir antes que perderte de esta manera!

La doncella se postró ante su padre y le rogó que la bendijera antes de emprender aquel funesto viaje. Vertiendo torrentes de lágrimas, el rey la bendijo; tras esto, la joven salió de la ciudad y se dirigió hacia el lago. Cuando llorando caminaba a cumplir su destino, san Jorge se encontró casualmente con ella y, al verla tan afligida, le preguntó la causa de que derramara tan copiosas lágrimas.

La doncella le contestó:

-¡Oh buen joven! ¡No te detengas! Sube a tu caballo y huye a toda prisa, porque si no también a ti te alcanzará la muerte que a mí me aguarda.

-No temas, hija –repuso san Jorge-; cuéntame lo que te pasa y dime qué hace allí aquel grupo de gente que parece estar asistiendo a algún espectáculo.

-Paréceme, piadoso joven –le dijo la doncella- que tienes un corazón magnánimo. Pero, ¿es que deseas morir conmigo? ¡Hazme caso y huye cuanto antes!

El santo insistió:

-No me moveré de aquí hasta que no me hayas contado lo que te sucede.

La muchacha le explicó su caso, y cuando terminó su relato, Jorge le dijo:

-¡Hija, no tengas miedo! En el nombre de Cristo yo te ayudaré.

-¡Gracias, valeroso soldado! –replicó ella- pero te repito que te pongas inmediatamente a salvo si no quieres perecer conmigo. No podrás librarme de la muerte que me espera, porque si lo intentaras morirías tú también; ya que yo no tengo remedio, sálvate tú.

Durante el diálogo precedente el dragón sacó la cabeza de debajo de las aguas, nadó hasta la orilla del lago, salió a tierra y empezó a avanzar hacia ellos. Entonces la doncella, al ver que el monstruo se acercaba, aterrorizada, gritó a Jorge:

-¡Huye! ¡huye a toda prisa, buen hombre!

Jorge, de un salto, se acomodó en su caballo, se santiguó, se encomendó a Dios, enristró su lanza, y, haciéndola vibrar en el aire y espoleando a su cabalgadura, se dirigió hacia la bestia a toda carrera, y cuando la tuvo a su alcance hundió en su cuerpo el arma y la hirió. Acto seguido echó pie a tierra y dijo a la joven:

-Quítate el cinturón y sujeta con él al monstruo por el pescuezo. No temas, hija; haz lo que te digo.

Una vez que la joven hubo amarrado al dragón de la manera que Jorge le dijo, tomó el extremo del ceñidor como si fuera un ramal y comenzó a caminar hacia la ciudad llevando tras de sí al dragón que la seguía como si fuese un perrillo faldero. Cuando llegó a la puerta de la muralla, el público que allí estaba congregado, al ver que la doncella traía a la bestia, comenzó a huir hacia los montes dando gritos y diciendo:

-¡Ay de nosotros! ¡Ahora sí que pereceremos todos sin remedio!

San Jorge trató de detenerlos y de tranquilizarlos.

-¡No tengáis miedo! –les decía-. Dios me ha traído hasta esta ciudad para libraros de este monstruo. ¡Creed en Cristo y bautizaos! ¡Ya veréis cómo yo mato a esta bestia en cuanto todos hayáis recibido el bautismo!

Rey y pueblo se convirtieron y, cuando todos los habitantes de la ciudad hubieron recibido el bautismo San Jorge, en presencia de la multitud, desenvainó su espada y con ella dio muerte al dragón, cuyo cuerpo, arrastrado por cuatro parejas de bueyes, fue sacado de la población amurallada y llevado hasta un campo muy extenso que había a considerable distancia.
Veinte mil hombres se bautizaron en aquella ocasión.

El rey, agradecido, hizo construir una iglesia enorme, dedicada a Santa María y a San Jorge. Por cierto que al pie del altar de la citada iglesia comenzó a manar una fuente muy abundante de agua tan milagrosa que cuantos enfermos bebían de ella quedaban curados de cualquier dolencia que les aquejase.Igualmente, el rey ofreció a Jorge una inmensa cantidad de dinero que el santo no aceptó, aunque sí rogó al monarca que distribuyese la fabulosa suma entre los pobres.
-----------
Esta leyenda fue "rescatada" del fondo de alguno de estos mares, hace tanto tiempo, que nuevamente no puedo indicarles coordenadas por si quisiesen probar suerte para buscar nuevos tesoros.. discúlpenme.
Como todas las leyendas, ésta es aplicada en distintas regiones. Concretamente en Cataluña, el 23 de Abril, es tradición regalar una rosa a las mujeres y un libro a los hombres.

viernes, abril 20, 2007

Construyendo el camino


  • No era más que un muchacho cuando comenzó a abrirse paso entre la maleza creando ese sendero.

Siempre llegaba a la escuela con los pies cubiertos de barro y con las mismas, de regreso llegaba a casa, para horror de su madre, con la ropa totalmente enlodada , dando aspecto de sucio y desarrapado.

Por más que le riñeran o increparan a que siguiese el camino marcado, el que seguían el resto de los muchacho, él no podía hacerlo. No sabía explicar por qué, pero seguía yendo por entre los matojos del sendero, abriendo el suyo propio. No podía explicar su obstinación.

Mucho tiempo fue el que siguió su instinto siendo en uno de sus muchos y diarios viajes en los que cuando estaba atravesando aquel sendero, comenzó una terrible tormenta. No era la primera, pero esta vez se empapó hasta la médula y se resbaló con el suelo arcilloso, haciéndole patinar y tropezar con una piedra y caer sentado en el suelo.

Se sintió totalmente humillado y pensó por primera vez, que tal vez se estuviese equivocando y que debiera ir por el camino por el que iban los los demás. Con lágrimas de rabia y frustración en sus ojos, agarró con fuerza la piedra y se dispuso a arrojarla fuera de su vista lo más lejos posible, cuando oyó una tremenda carcajada proveniente de la orilla del camino.

Cuando miró, se encontró con una mujer que no podía contener tremendas carcajadas. Con gran indiganción preguntó, el por qué de su risa y ella sonrió y le respondió:

- Por tu falta de visión.

- No te entiendo, respondió el muchacho.

-Eso es. No ves más allá. Has decidido seguir tu propio camino, sin empequeñecerte por lo desconocido. No has sucumbido aún siendo este camino árduo e inóspito y no has consentido atender a las razones de aquellos que te indicaban el que ya está abierto y de suelo más llano. ¿No es así?

- Sí, y ahora caigo, y tú que eres la única que me ves, te ríes de mí.

-No es de tí, te digo que es por tu falta de visión.

Encuentras una única piedra y tropiezas con ella. Si la arrojas fuera de tu camino no recordarás que podrás encotrar más y dejarás de tener cuidado para no resbalar con otra. Entonces habrás caído para nada.

- ¿Y qué es lo que me propones?

- Bien sencillo, utíliza la enseñanza que te ha transmitido.

- ¿Cómo?, no veo más que en el suelo mojado uno puede resbalar. ¿Qué es lo que no he visto? -volvió a preguntar el muchacho ya algo más apaciguado.

- Presta atención mi querido muchacho: Construye sobre ella tu camino.

Mientras la lluvia seguía cayendo sobre el pequeño, empapados su pelo, su ropa, sus manos. Asió con mayor fuerza aquel dichoso guijarro y lo aplastó contra el suelo arcilloso. Incrustándola para en el camino, para poder verla siempre de paso y no olvidar que habría otras que podrían hacerle perder el equilibrio.

Cuando alzó la vista, sólo alcanzó a ver a la anciana que desaparecía cantando por otro sendero que también parecía estar entre la maleza. Le dió las gracias con un grito.

Sonriendo bajo la lluvia, puso sus pies sobre aquella primera piedra evitando llenar sus zapatos de barro, se sintió feliz y fue la primera, porque así hizo con todas las piedras que fue encontrando en el camino. Estas piedras evitarían que se manchase nuevamente, evitaría tener que abrir nuevamente el sendero peleando con la maleza cada primavera, podría crear un verdadero camino además de seguirlo y no perderlo, si en algún momento quería hacer un alto.

Y así el surco se convirtió en sendero y este en un ancho camino. De hecho, una vez casi construido, no esperaba a encontrar las piedras, si no que las buscaba para poder completar ese suelo empedrado que desde hacía años había construido y que ahora utilizaban el resto de los niños.

miércoles, abril 18, 2007

.. hasta "lo eterno".

Quiero sumergirme en lo eterno. Lo haré, no me importa cuidar para ello cada momento.

Quiero permanecer en tu recuerdo, quiero ser quien te enseñe el camino del cielo en lo terreno.

Divinos contratiempos finitos que entrelazan la infinidad hacia lo supremo.

Sé que es pretencioso semejante deseo, pero ha sido siempre un humano anhelo o tal vez sea lo que dicen cierto, nada más que un estúpido sueño.

lunes, abril 16, 2007

Desde "lo efímero"..


Me pregunto, “eterno” es a ”eternidad” como “efímero” será a .... Vaya, me pregunto por el sustantivo de efímero, o como vean, por el antónimo de eternidad....

Me pregunto cómo es posible que aún sabiendo que “lo eterno” no existe, le otorguemos nombre mientras que siendo “lo efímero” es una constante, no haya forma de mentarlo apropiadamente.

Tendremos que utilizar fugacidad, pero no creo que llegue a tener la misma contundencia del anterior término.

Si aceptamos la fugacidad del momento, imposible negarla por otra parte, no nos quedan más que dos opciones, tomar el momento como irrepetible, asumiendo el paso del mismo y disfrutarlo dejando que desparezca o aspirar a la eternidad mediante la continua sucesión de fugacidades.

El hombre siempre ha pretendido ser eterno ¿Por qué el amor no podría serlo?

[... en otro momento continuarán mis desvaríos...]

sábado, abril 07, 2007

¡Qué día tan gris!

¡Qué día tan gris
para sentimientos
y pensamientos brillantes!

para deslumbrar
con sonrisas
exultantes

Qué día tan gris y
y tan propicio
para ser .. amantes.

martes, abril 03, 2007

Campos de Huracanes


* Digo yo:

Si se llaman tifones en el Pacífico Occidental y Ciclones Tropicales en el Océano Índico porque son conocidos en todo el planeta; si pueden alcanzar 1,5 billones de vatios de potencia, esto hablando de intensidad media, que por lo visto equivale a aproximadamente a la mitad de la capacidad de la generación eléctrica de todo el mundo; si son destructivos; si existe una productividad de periocidad prevista en unos diez años que según la tendencia en los últimos años va en aumento; si se acaban los recursos naturales; si el petróleo, o más bien la falta del mismo causa guerras...

¿Qué demonios hacemos en Marte investigando el calentamiento global si no tenemos ni idea ni queremos admitir el de nuestro planeta?

¿Cómo no tratamos de no agotar recursos existiendo tantos otros por explotar?

¿Qué demonios hacemos que no concentramos nuestras fuerzas en intentar canalizar esa energía natural empezando con la predicción de su aparición?

¿Se imaginan porder crear campos de huracanes? Total, puestos a elcubrar, al ser humano si algo le ha salvado hasta la fecha, ha sido su imaginación, sobre todo cuando sus estrambóticas ideas son finalmente llevadas a cabo. Esta es la creación a través de un poder destructor.

Banda sonora para este post... este otro huracán también poco entendido, también vilipendiado..


Hurricane
(Bob Dylan)

Pistol shots ring out in the barroom night
Enter Patty Valentine from the upper hall.
She sees the bartender in a pool of blood,
Cries out, "My God, they killed them all!"
Here comes the story of the Hurricane,
The man the authorities came to blame
For somethin' that he never done.
Put in a prison cell, but one time he could-a been
The champion of the world.

Three bodies lyin' there does Patty see
And another man named Bello, movin' around mysteriously.
"I didn't do it," he says, and he throws up his hands
"I was only robbin' the register, I hope you understand.
I saw them leavin'," he says, and he stops
"One of us had better call up the cops."
And so Patty calls the cops
And they arrive on the scene with their red lights flashin'
In the hot New Jersey night.

Meanwhile, far away in another part of town
Rubin Carter and a couple of friends are drivin' around.
Number one contender for the middleweight crown
Had no idea what kinda shit was about to go down
When a cop pulled him over to the side of the road
Just like the time before and the time before that.
In Paterson that's just the way things go.
If you're black you might as well not show up on the street
'Less you wanna draw the heat.

Alfred Bello had a partner and he had a rap for the cops.
Him and Arthur Dexter Bradley were just out prowlin' around
He said, "I saw two men runnin' out, they looked like middleweights
They jumped into a white car with out-of-state plates."
And Miss Patty Valentine just nodded her head.
Cop said, "Wait a minute, boys, this one's not dead"
So they took him to the infirmary
And though this man could hardly see
They told him that he could identify the guilty men.

Four in the mornin' and they haul Rubin in,
Take him to the hospital and they bring him upstairs.
The wounded man looks up through his one dyin' eye
Says, "Wha'd you bring him in here for? He ain't the guy!"
Yes, here's the story of the Hurricane,
The man the authorities came to blame
For somethin' that he never done.
Put in a prison cell, but one time he could-a been
The champion of the world.

Four months later, the ghettos are in flame,
Rubin's in South America, fightin' for his name
While Arthur Dexter Bradley's still in the robbery game
And the cops are puttin' the screws to him, lookin' for somebody to blame.
"Remember that murder that happened in a bar?"
"Remember you said you saw the getaway car?"
"You think you'd like to play ball with the law?"
"Think it might-a been that fighter that you saw runnin' that night?"
"Don't forget that you are white."

Arthur Dexter Bradley said, "I'm really not sure."
Cops said, "A poor boy like you could use a break
We got you for the motel job and we're talkin' to your friend Bello
Now you don't wanta have to go back to jail, be a nice fellow.
You'll be doin' society a favor.
That sonofabitch is brave and gettin' braver.
We want to put his ass in stir
We want to pin this triple murder on him
He ain't no Gentleman Jim."

Rubin could take a man out with just one punch
But he never did like to talk about it all that much.
It's my work, he'd say, and I do it for pay
And when it's over I'd just as soon go on my way
Up to some paradise
Where the trout streams flow and the air is nice
And ride a horse along a trail.
But then they took him to the jailhouse
Where they try to turn a man into a mouse.

All of Rubin's cards were marked in advance
The trial was a pig-circus, he never had a chance.
The judge made Rubin's witnesses drunkards from the slums
To the white folks who watched he was a revolutionary bum
And to the black folks he was just a crazy nigger.
No one doubted that he pulled the trigger.
And though they could not produce the gun,
The D.A. said he was the one who did the deed
And the all-white jury agreed.

Rubin Carter was falsely tried.
The crime was murder "one," guess who testified?
Bello and Bradley and they both baldly lied
And the newspapers, they all went along for the ride.
How can the life of such a man
Be in the palm of some fool's hand?
To see him obviously framed
Couldn't help but make me feel ashamed to live in a land
Where justice is a game.

Now all the criminals in their coats and their ties
Are free to drink martinis and watch the sun rise
While Rubin sits like Buddha in a ten-foot cell
An innocent man in a living hell.
That's the story of the Hurricane,
But it won't be over till they clear his name
And give him back the time he's done.
Put in a prison cell, but one time he could-a been
The champion of the world.